Mistica | página de entrada Ciberoteca português français english
Su página precedente Presentación del proyecto Comunidad virtual Aplicaciones Piloto Clearinghouse Eventos Evaluaciones Su página siguiente

de Autodidactas y Autoaprendizage
(Alternativas de elevacion cultural)
Autor:
Alfredo Armando Aguirre
Fecha de Publicación:
27/05/1999
Contenido
Palabras claves:
Localización:
Ciberoteca > Archivos > esp_doc_25.html
Documentos conexos:

Anda dando vuelta el pensamiento que las investigaciones modernas no hacen mas que confirmar las opiniones de los autores antiguos. Ello tal vez obedezca a las invariantes de la condicion humana, que hacen que los hombres tengan las mismas necesidades basicas en todo tiempo y en todo lugar.

Ya en Aristoteles, perfeccionado por Santo Tomas de Aquino, estaba claro que el hombre tenia en su alma o su espiritu dos potencias superiores: la inteligencia y la voluntad. Nuestras propias existencias nos van ilustrando sobre las posibilidades de ambas potencias. Pensemos cuantas posibilidades se concretan cuando hay una buena voluntad de por medio y cuantas capacidades se dilapidan o se frustran por las pateticas miserabilidades de la mala voluntad.

El cultivo o desarrollo de la inteligencia, ha sido una constante y una consigna de todas las civilizaciones. Lo que ha ganado terreno a lo largo de la historia humana reciente, es el esfuerzo que cada vez un numero mayor de personas puedan cultivar y desarrollar su inteligencia. La civilizacion occidental a la que pertenecemos, desde que los colonizadores y conquistadores espanoles arribaron a esta playas, siempre ha privilegiado al cultivo de la inteligencia a traves de las instituciones educativas. Esa actitud, recorre con gran fuerza y con categoria de bandera politica, la historia argentina desde sus origenes. No es casualidad que nuestro pais, casi no tenga analfabetos. Eso es el resultado deliberado, de instituciones como la Ley 1420 de 1884 y del concurso de personalidades como las de Domingo Faustino Sarmiento.

El principal recurso de nuestro pais, no son como algunos pensan la Agricultura, la industria o la Mineria, sino el capital humano, que cuenta actualmente con una masa critica de capacitacion, que incluso viene siendo aprovechada desde hace decadas por los paises mas adelantados del planeta. Es sobre este patrimonio cultural de los argentinos, que debemos prepararnos para abordar, este nuevo tiempo humano, al que se lo ha denominado provisionalmente como sociedad del conocimiento y la informacion.

Y se nos ocurre, que dicho nuevo tiempo, nos encuentra con mayores capacidades y aptitudes, de los que algunos cenaculos suponen. Y es desde esa plataforma adquirida por el concurso de particulares y de sucesivos gobiernos, que podemos seguir evolucionando y adaptandonos a las nuevas circunstancias.

Si algo no nos terminar de sorprender, en nuestra permanente lectura de las cuestiones argentinas, son tanto la capacitacion del capital humano, como el potencial documental que acredita los esfuerzos intelectuales realizados por las sucesivas generaciones argentinas.

Tambien nos llama poderosamente la atencion, como ese potencial documental no es aprovechado en todas su posibilidades. Ese potencial documental al que aludo, consta en bibliotecas publicas, privadas y otros centros de documentacion.

Aunque parezca perogrullesco, para acceder a ese potencial solo hay que saber leer y tener ganas de hacerlo.

Ese potencial documental, al que ya hace tiempo hemos denominado "Argentina potencial", esta a nuestra disposicion, si somos algo pertinaces, porque debe reconocerse que no existe una sistematizacion integral del mismo, sin perjuicio, de los sempiternos intentos parciales, individuales y aislados. Y al senalar esta caracteristica, estamos insinuando un curso de accion que desde alguna instancia deberia desencadenarse, algo asi como la puesta en marcha de un esquema de trabajo, para identificar el potencial documental argentino, y crear las condiciones para su facil acceso por parte de los interesados. En las palabras esto es sencillo de formular, pero en el terreno practico supone una esfuerzo ciclopeo.

Claro que mientras llegan las respuestas integrales, se nos va yendo la vida, ese pequeno lapso de tiempo que los seres humanos tenemos para desplegar el potencial insito en cada uno de nosotros. Entonces, resulta sugerente comenzar a considerar las posibilidades que nos asisten a cada uno de nosotros, cualquiera sea el lugar en que nos encontremos, la edad que tengamos, el sexo, las capacidades fisicas y el nivel de ingresos, para elevar nuestra cultura, y adquirir y/o renovar nuestro bagaje de conocimientos en orden a aplicarlos a resolver nuestras necesidades concretas. Y aqui aparece la posibilidad del autoaprendizage, sin que ello importe descalificar las posibilidades del estudio institucionalizado y sin por supuesto descartar la amplia y creciente gama de posibilidades intermedias.

Pero, a mi se me hace, que, dado la urgencia de nuestros requerimientos concretos, hay caminos para incrementar y/o actualizar nuestros respectivos niveles de conocimiento. Y aqui es donde aparece la herramienta del ahora denominado autoaprendizaje, bastante emparentado por aquello del autodidacta. Expresion que tiene bastante antiguedad. Podria tambien el actual concepto de autoaprendizaje, vincularse con lo que fue aquella ensenanza por correspondencia (predecesora de la educacion a distancia) y que dio lugar a tantas humoradas. Lo que sucede es que, las posibilidades de los medios de comunicacion han crecido en forma exponencial en relacion a aquellos avisos que aparecian por ejemplo en la revista "Mundo Deportivo", del Instituto Americano de Motores...

Para no complicar mucho la cosa, cabe partir del supuesto que para practicar el autoaprendizage hay que tener voluntad (ganas) de elevarse culturalmente y saber leer.

A partir de alli hay un menu de alternativas: la biblioteca publica, la radiodifusion (particularmente la de onda corta) y la television (el video):

En forma creciente apareceran las posibilidad de la telematica, las que seran ostensibles cuando los proveedores de acceso a Internet lleguen de algun modo a todas las localidades. Y decimos de algun modo, porque continuamente estan apareciendo nuevas alternativas de acceso economico a la red de redes, la que por el momento esta circunscripta a las grandes ciudades argentinas.

Por las vivencias que uno va teniendo navegando por la Internet, puedo afirmar que en tanto uno tenga un facil acceso a ella, la misma se transforma en un medio casi excluyente para el autoaprendizage.

Mas no se trata de sentirse excluido del autoaprendizage, si uno no accede a Internet. Es mas uno, de hecho comienza a sentirse excluido de las posibilidades de la lectura de libros (en bibliotecas o no) y la radiodifusion de onda corta, cuando ocupa su tiempo libre en navegar en la Internet y luego en leer, lo que se recogio en esas navegaciones.

El ideal como siempre seria una distribucion armoniosa del tiempo entre las tres posibilidades principales, dejando por supuesto el tiempo suficiente para la reflexion y meditacion, que debe seguir a la captacion de la informacion o el conocimiento.

En el caso del autoaprendizage, se plantea tambien la disyuntiva entre la clase de conocimiento a adquirir.

Percibiendose el autoaprendizage como una modalidad orientado a los adultos, pareciera que el mismo debe orientarse por lo que mas entusiasma al interesado concreto.

En mi opinion no hay conocimiento ni informacion inutil. Todo educa. Y no solo educa el estudio, sino la vida misma. Ya resulta ocioso si educan mas y mejor las ciencias, las artes o el movimiento. Educa tanto jugar al futbol, como pintar un cuadro como hacer un calculo matematico, mas educan mucho mas si hacemos las tres cosas...

Los seres humanos, tenemos casi en exclusividad, la capacidad de pensar. Y digo casi, porque Lorentz, con sus estudios sobre la conducta de los animales, nos deja precisamente pensando sobre el particular.

Y hay una disciplina, que estudia los pensamientos en cuento tales, que se la conoce como logica, y cuyo primer tratamiento sistematico, lo realizo Aristoteles, en su obra el " Organon", hace mas de 2300 anos. Aunque el hombre desde que es hombre piensa.

Cualquier adquisicion de conocimiento es una operacion logica. Cuando hablamos o escribimos, hacemos operaciones logicas. Escribir una frase, es tan operacion logica como hacer una cuenta de multiplicar.

Es asi que ya en el siglo pasado, los matematicos llegaron a la conclusion, que sus elaboraciones no eran sino operaciones logicas, y los logicos llegaron a la conclusion que las suyas eran calculos matematicos.

Toda este potencial de desarrollo logico, que cada uno de nosotros posee por pertenecer a la especie humana, se cultiva cuando uno lee un libro, cuando escucha una audicion de radio, cuando escribe una carta, cuando conversa con otro, cuando juega un partido de bochas, o cuando toca la guitarra.

Es decir que las modalidades de elevacion cultural son variadas. Y esa capacidad global de razonar, puede aplicarse a resolver situaciones concretas. Ello no impide que estudiando cosas practicas para cada uno, tambien se desarrollo la capacidad logica de cada uno. Las motivaciones que llegan a cada uno a orientarse hacia cada campo del conocimiento, son inconcebibles y cambiantes de acuerdo a las circunstancias y etapas de cada existencia.

En esta perspectiva del autoaprendizage, las unicas limitaciones las pone cada uno con sus ganas. De alli el valor de la voluntad como potencia superior del alma.

Esta reflexion que comparto con los eventuales lectores de la misma, no puede ni debe tener un final cerrado, mas bien esta abierto a las reflexiones y/o actitudes que pueda suscitar. Cada uno tiene dentro de si la inteligencia y voluntad necesaria para adaptarse a las cambiantes situaciones de nuestra cotidianidad. Si Usted pudo leer esto, significa que posee el instrumento casi imprescindible para seguir adelante si esa es su personalisima decision... ( 19 de Junio de 1996)

Lic. Alfredo Armando Aguirre
Buenos Aires - Argentina
choloar@bigfoot.com

http://members.tripod.com/~choloar/choloar.html


Su página precedente Búsqueda Créditos Encabezado Mapa del sitio <webmistica@funredes.org> Su página siguiente
http://funredes.org/mistica/castellano/ciberoteca/participantes/docuparti/esp_doc_25.html
Correo: webmistica@funredes.org
Última modificación: 28/09/1999