Mistica | página de entrada Ciberoteca português français english
Su página precedente Presentación del proyecto Comunidad virtual Aplicaciones Piloto Clearinghouse Eventos Evaluaciones Su página siguiente

Alocución de introduccion al PREPCOM de la cumbre mundial de la sociedad de la información, Ginebra 7/2002
Autor:
Danie Pimienta
Fecha de Publicación:
07/2002
Contenido
Palabras claves:
Localización:
Ciberoteca > Doc. de trabajo > esp_doc_wsis.html
Documentos conexos:
doc-ino, doc-cv, doc-sam, doc-Final, doc_olist doc-cv, doc-coord


Alocución para la introducción del PREPCOM/WSIS (http://www.itu.int/wsis)
Ginebra, 1/7/2002.
de Daniel Pimienta (
pimienta@funredes.org)
Presidente de la Fundación Redes y Desarrollo (
http://funredes.org), Rep. Dominicana.
Coordinador de la comunidad virtual latinoamericana sobre impacto social de las TIC
(http://funredes.org/mistica).

No acostumbro a atender las grandes reuniones del sistema de Naciones Unidas. Trabajo en el terreno, como investigador y actor de la sociedad civil organizada del Sur, y soy activo en talleres de trabajo así como en comunidades virtuales de aprendizaje y colaboración. Mi presencia hoy es sintomática de que la Cumbre Mundial para la Sociedad de la Información podría ser distinta de las cumbres tradicionales y abrir nuevos espacios y modalidades de participación.

Por qué debe ser así? Sencillamente, porque si se trata de visualizar, definir y decidir sobre cuál será una nueva forma de sociedad, el cambio de paradigma necesario para su construcción, por un evidente deber de coherencia, debe ser holístico. Las organizaciones pioneras en este campo, y entonces las mas antiguas, tenemos menos de 15 años de existencia; la mayoría de los grupos organizados sobre este temática tienen menos de 5 años de vida, y cada día aparecen nuevos! Los criterios que nos acreditan mutuamente están mas referidos a la calidad y transparencia de nuestros sitios Web, los cuales dan cuenta de nuestras actividades y de los recursos asociados que en documentos tradicionales, sean éstos legales o contables…

De hecho, la percepción mayoritaria de las reuniones "tradicionales", desde el terreno es crítica: en el mejor de los casos, aparecen como algo que ocurre en un espacio alejado de las realidades del terreno; en el peor, se teme que la sociedad civil sea utilizada y que su presencia sirva de coartada para decisiones donde su participación no fue proactiva.

Entenderán pues que no pretendo, de ninguna manera, "representar" aquí a la sociedad civil. La sociedad civil es múltiple, plural y diversa como sus actores y actrices, lo que no reduce su capacidad de cohesión en momentos decisivos…

¿Cuales son los mensajes esenciales que deseo expresar, como una de las voces de la sociedad civil, en relación con la construcción colectiva de las sociedades de la información, de la comunicación o del conocimiento, como sea que queremos denominar un entorno social donde el uso de las redes electrónicas cambia radicalmente la manera de interactuar entre los seres humanos y con la información que ellos generan. Este marco plantea nuevos retos y oportunidades y por lo tanto requiere de nuevos derechos, como podría ser el derecho a la comunicación, así como de adaptar el derecho, por ejemplo de propiedad intelectual. Notaran que hablo de sociedades, pues debe ser claro que cada entidad deberá democráticamente decidir de su propio modelo, en función de sus corrientes culturales, de los intereses de sus ciudadan@s y de su historia.

Hablando de historia, la historia oficial de la Internet, en su tendencia a dar mas cabida a los fenómenos tecnológicos, tiende a olvidar que los pioneros de las redes han sido en primer lugar l@s investigador@s de todas las regiones, seguid@s por sectores de la sociedad civil del Sur (redes para el desarrollo) como del Norte (redes ciudadanas y comunitarias) quienes percibieron tempranamente las promesas de la comunicación mediante computadora y crearon las primeras aplicaciones sociales de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), articulando lo local y lo global.

 

¿BRECHA DIGITAL o BRECHA SOCIAL?

Entre el Norte y el Sur, así como a lo interno de todos los países, existen graves brechas sociales, económicas y políticas. La brecha digital es sólo el reflejo de esta situación y poner el termómetro en la nevera no hace bajar la fiebre. He dedicado los últimos 15 años de mi vida al uso de las TIC para el desarrollo y, por supuesto, creo que existen posibilidades de reducir la brecha social a partir de un uso apropiado de las TIC.

Sin embargo, la retórica dominante es superficial y simplista cuando distrae las promesas realmente sociales (la apropiación social de la tecnologías y desde ahí el "empoderamiento" de las personas y las comunidades) y polariza la discusión sobre el tema de los accesos, con el sentido estrecho de la palabra. Esta claro que se requiere de infraestructuras de acceso a las redes y un precio accesible a sus servicios, pero ésto no es todo. Otros elementos son imprescindibles para que las aplicaciones de las TIC puedan realmente cambiar la realidad de injusticia social y que la palabra acceso universal tome un sentido transformador:

- La existencia de contenidos (e interfaces) que reflejen adecuadamente las lenguas y las culturas de cada grupo. Sí bien la sociedad globalizada debe fundamentarse en valores compartidos y consolidar principios éticos globales, igualmente debe favorecer la diversidad cultural, riqueza esencial de la humanidad y sustrato vital de la complejidad de nuestras sociedades que sostiene su capacidad a evolucionar.

- La educación básica requerida por parte de l@s usuari@s para poder transformar la información en conocimiento y los conocimientos en saber y sabiduría; si hay un reto mayor es sin duda la educación para tod@s, objetivo que exige un uso innovador de las TIC para democratizar la educación, pero sin esquemas reductores.

- Una capacitación especifica al uso maduro de esas tecnologías y a la comprensión de sus apuestas sociales, lo cual establece la diferencia entre consumidores y productores y permite que l@s ciudadan@ puedan involucrarse socialmente y transformarse en actores/trices de desarrollo.

La tarea es enorme y la máxima prioridad debe ser acordada a l@s excluid@s, entendiéndose todos los grupos socialmente discriminados. Igualmente, una atención muy especial debe ser acordada a las mujeres y a los jóvenes y la situación de aislamiento de los sectores rurales debe ser debidamente atendida.

 

GOBIERNOS GLOBALES Y CO-REGULACION

Decisiones aparentemente técnicas pero que pueden afectar sensiblemente nuestros rumbos sociales están tomada en organismos globales de gobiernos que funcionan a veces como clubes cerrados. La transparencia no es suficiente: los gobiernos (tanto nacionales como globales) deben asumir sus roles de reguladores entre la demanda social y el sector privado y asociar activamente la sociedad civil en esquemas de co-regulación. Un relación de respeto mutuo debe establecerse entre el sector privado y la sociedad civil que reconozca la existencia (y el necesario crecimiento) de un dominio público de información y conocimiento así como de fuentes de acceso abiertas.

La sociedad civil en todas sus vertientes (sindicatos, investigadores, asociaciones profesionales, comunidades de base, etc.) tiene competencias a brindar: facilitador hacia l@s ciudadan@s, experimentador social, creador de capacidades, y una función de enlace con los gobiernos locales. Se trata en fin de un rol de capilaridad esencial en el tejido social (las arterias y las venas no llegan a las extremidades…).

Se necesita mucha creatividad para inventar nuevos modelos o métodos democráticos para atender los asuntos de gobiernos globales. Me permito señalar que, en materia de creatividad, no hay brecha: el Sur tiene por lo menos tantas capacidades como el Norte y las reuniones que fueron organizadas en África así como varias experiencias de terreno en América latina dan testimonio de ello. Se debe prestar atención (y recursos!) a las iniciativas locales y comunitarias que experimentan con éxito y tejen un nuevo mundo desde abajo: la cooperación internacional debe también cambiar de paradigma y fortalecer las iniciativas locales respetando e valorando sus procesos en vez de imponer soluciones desde arriba!

¿En conclusión que expectativa tenemos en esta cumbre? Mas que en los productos, por los cuales ciertamente deseamos aportar nuestras visiones fruto de nuestras experiencias sociales, centramos nuestras esperanzas en el proceso, un proceso capaz de generar verdaderas acciones por las cuales nos sentiremos comprometid@s en su desarrollo por haber sido participe de cada etapa.

Creemos que esa cumbre será la primera oportunidad global real para asociar efectivamente los tres sectores principales de la sociedad en una reflexión común orientada hacia la acción. Creemos que sólo si se respeta en el proceso de participación una repartición equilibrada entre (y dentro de) los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil podrán emerger soluciones capaces de dar repuestas a la complejidad de los retos que afrentan nuestras sociedades.

Así es que la calidad de su proceso participativo representa la clave en la credibilidad que generará esta Cumbre frente a la diversidad de sectores y actores y actrices de la sociedad civil tomando en cuenta que, en una sociedad en red, la capacidad de incidencia tiene múltiples opciones para expresarse.

Quiero terminar con una nota de optimismo saludando la reunión regional africana que ha podido demostrar en los hechos los beneficios de la apertura hacia la sociedad; alegrándome de ver que Europa anuncia su adherencia a este principio de apertura y finalmente dando la bienvenida a la reunión latinoamericana que tendrá por Sede la República Dominicana, confiando que ésta se va a inspirar del mismo sentido de apertura y será un momento de creatividad compartida para América latina y el Caribe.


Su página precedente Búsqueda Créditos Encabezado Mapa del sitio <webmistica@funredes.org> Su página siguiente
http://funredes.org/mistica/castellano/ciberoteca/tematica/esp_doc_wsis.html
Correo: webmistica@funredes.org
Última modificación: 31/07/2002